El Arte en tiempo de pandemia

Por: Aurora García

En época de pandemia, ¿qué lugar toma el arte? Sabemos, sin duda, que el arte, a lo largo de la historia, ha sido relevante en momentos de tensión, y la situación actual parece un buen punto de partida para nuevas creaciones. Si bien, la priorización de la salud física y la cercanía a la muerte o a la enfermedad traen consigo complicaciones a la salud mental, es importante destacar que la reflexión artística al respecto funciona como una especie de calmante que figura como alimento del espíritu.

En el arte se ven reflejadas las preocupaciones e inquietudes tanto de una generación, como las que incumben al mundo personal e íntimo;  gracias a él es posible la comprensión del ser, que se ve o crea a sí mismo. Tanto el que crea como el que consume arte están en constante diálogo y es por eso que ocurre la transmisión de ideas, pensamientos o hechos a partir de obras que toman el título de “arte”. En época de pandemia esta disciplina ha cobrado cierta relevancia, aunque es verdad que no más que la científica, puesto que no nos salvará del coronavirus, pero sí de sus posibles represalias a nivel mental o espiritual.

Consumir arte en la actualidad es muy distinto de como ocurría incluso en el siglo pasado. Ahora es posible dar más eco a las obras, la transmisión de conocimiento a niveles inimaginables ahora es posible gracias a internet, que se usa como medio de difusión. Por lo tanto, en esta época de cuarentena causada por una pandemia con gran impacto, sin duda, lleva a más consumo de arte o propicia su creación gracias a la disposición de tiempo.

A lo largo de la historia las pandemias han quedado registradas también en expresiones artísticas, justo como en el panorama de frustración y ansiedad que padecemos en estos momentos. Ahora que el arte ya no figura sólo en los museos, y que se reconoce al graffiti como una expresión externa, se han dejado ver alrededor del mundo varios murales en distintas ciudades haciendo alusión a la situación que se vive hoy en día.

En la mayoría de estos se ven a personas haciendo uso de cubrebocas en distintas actividades, y pidiendo a la población quedarse en casa, así como cuidarse, protegerse y agradecer a los servidores de salud que velan por los enfermos. Este tipo de mensajes resultan ser efectivos gracias al alcance que tienen y al impacto visual que ejercen en quien los observa; además de hacer ingeniosas modificaciones a pinturas ya existentes, muchas resultan incluso divertidas, y, de alguna manera, tranquilizadoras.

Entre otras manifestaciones artísticas que mantienen el  buen ánimo de las personas son los conciertos transmitidos en vivo por los músicos desde sus casas. Este tipo de acciones marcan una diferencia y ayudan a mantener una buena actitud frente a la situación, además de transmitir mensajes que incitan a la protección y el cuidado personal gracias al alcance que tienen. La música forma parte del día a día de muchas personas, en diferentes mitos, es la música la que logra calmar a los demonios o a las bestias, tiene además, un gran valor ancestral dentro de las antiguas culturas, lo cual la convierte en una de las artes que más conectan con quien lo consume, con sus emociones e historias.

Por su parte, algunos bailarines del Ballet de San Petersburgo se han mostrado positivos durante la cuarentena, y comparten por las redes sociales un poco de su trabajo en casa. Durante las presentaciones a las que llaman “ballet de aislamiento”, demuestran sus habilidades y permiten ver al público que, incluso, fuera de los teatros pueden disfrutar de danzas que les ayuden a relajarse o a pasar el rato. Las presentaciones están cargadas de solemnidad pero también un poco de juego, que las hace a la vez agradables.

En cuanto a la literatura, cuenta con plataformas y formatos pdf con los cuales es posible seguir la lectura y aventurarse en caminos de otras realidades que, pudiendo ser parecidas o no a la nuestra, encuentran un punto de reflexión siempre sobre la condición humana, misma que permite la introspección del lector en estos momentos.

Siendo que el arte no cesa, por su parte, el artista David Hockney, quien se encuentra recluido por la cuarentena, lanza un comunicado esperanzador al mundo junto con pinturas que realiza de manera digital en iPad, al que tituló “Recuerda que no pueden cancelar la primavera”. Por medio de esta premisa abarca también el flujo constante del mundo y la naturaleza, la cual prescinde del ser humano. El artista nos recuerda que no todo lo que se vive hoy en día es trágico, mirar hacia el otro lado de la moneda también nos hace conscientes de la complejidad del mundo y de nuestro paso por él.

Por lo tanto, y esperando haber resuelto la pregunta inicial, el arte en época de pandemia juega un papel importante, no como mero entretenimiento, sino como un espacio en el que pueden confluir la desesperación, la tranquilidad, el horror y el amor, un buen mecanismo de retratar el mundo que da paso a la catarsis de emociones, que ayuda, además, a comprender mejor la situación; que posiciona al individuo a desarrollar criterio y ver sus inquietudes fuera de sí mismo.

Leave a Reply